Free banner maker at BannerFans.com

   
  Criadero Von Varghaus Pastor Aleman
  El Trabajo o Proteccion
 

El Trabajo
 

El papel histórico del pastor alemán ha sido indiscutiblemente el de conductor de rebaños. Pero esta utilidad de origen fue desapareciendo poco a poco a favor de empleos que necesitaban de un perro fuerte, sensible, inteligente y equilibrado. Completísimo atleta, el pastor alemán posee un espíritu sano y un cuerpo sano: es receptivo, siempre disponible y dispuesto, ejerce con un talento y destreza todos los oficios que le son encomendados.

Su olfato, uno de los mejores del mundo canino, le proporciona una superioridad real con respecto al hombre. Con sus aproximadamente 200 millones de celdas olfativas, es un auténtico experto siguiendo pistas, y es capaz de reencontrar a esa persona extraviada o al malhechor que intenta hacer mal. Su labor olfativa es muy apreciada (diríamos incluso que irremplazable) en las diferentes tareas policiales y de rescate en las que participa. 



 

Pero no sólo por su agudeza olfativa es uno de los perros expertos en trabajos como avalanchas y encuentro de personas. A esa agudeza la acompañan su rapidez de movimientos, su tenacidad en el trabajo y su energía inagotable. Además, se adapta fácilmente a condiciones meteorológicas o ambientales adversas. Como siempre quiere agradar, sabe aprovechar sus recursos para continuar las búsquedas aunque esté cansado. Para el pastor alemán es un trabajo gratificante buscar a alguien. Para alcanzar buenos resultados, el perro y su dueño siguen un entrenamiento particular basado en el juego, aunque también presenta un fuerte lazo amistoso y afectivo.

El pastor alemán es empleado por todos los ejércitos del mundo: Guardián, rastreador, patrulla, detector de minas y de explosivos,...  y lo más curioso y sorprendente de todo es que ocupa todos estos papeles con éxito y eficacia. Especializado en la detección de explosivos o la búsqueda de estupefacientes, o incluso patrullando y siempre preparado para interceptar al malhechor, este perro es un auxiliar irremplazable en todas las brigadas cinéfilas del mundo. Si el instinto de guardia está, generalmente, innato en el Pastor alemán, el instinto de defensa está inculcado por el trabajo de los clubes cinéfilos y éstos son los únicos profesionales cualificados que podrán adiestrar al Pastor alemán para la defensa.

 
  Hoy habia 9793 visitantes (23184 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=